Terapia Asistida con Animales

En Hitos contamos con un equipo animal que favorece la motivación e implicación en las sesiones de terapia, ayudándonos a mejorar las habilidades cognitivas, físicas, sensoriales, emocionales y sociales de las personas; produciendo efectos beneficiosos sobre la calidad de vida, la autoeficacia y las estrategias de afrontamiento a través del vínculo creado entre la persona y el animal..

Intervenciones con perros

Los benficios de las terapia con perros son los siguientes:

  • Transfiere su calor corporal al cuerpo del usuario. La temperatura del perro es de 39°C, lo que  produce una relajación de la musculatura que está en contacto cuando lo abrazamos o está pegado a nuestro cuerpo.
  • La presencia del perro hace que la presión arterial de los humanos disminuya, lo que favorece la relajación y el rendimiento del sistema circulatorio.
  • El vínculo humano-perro produce que el cuerpo segregue la llamada hormona de la felicidad (oxitocina), que ayuda a regular el estado del sistema nervioso.
  • El cambio de rol que se produce al tener cuidar al perro y hacerse cargo de él es beneficioso para la persona, ya que cambia su rol de “ser cuidado” a “ser el cuidador”. Por lo que se fomenta la autoestima y la autoconfianza, además resultar ser un hecho que motiva al usuario.
  • La autoestima se refuerza a medida que la persona va aprendiendo a llevar a cabo las actividades relacionadas con el cuidado y manejo del perro. Además el animal no juzga por lo que las personas pueden ser ellas mismas con el perro.

Intervenciones con caballos

Los beneficios de las terapias con caballos son los siguientes:

  • El caballo transfiere su calor corporal al cuerpo del usuario. En reposo la temperatura del caballo es de 37°C y en movimiento de 39°C, este aumento de temperatura produce una relajación generalizada de la musculatura, llegando al plano profundo de la misma. Esto favorece que se perciban diferentes estímulos que pueden proceder del entorno o podemos provocar nosotros.                 
  • Transmisión de impulsos rítmicos que producen un movimiento rítmico en la pelvis del jinete que se propaga hasta su cabeza.    
  • Transmisión del patrón de locomoción tridimensional que es equivalente al patrón de la marcha humana. El caballo al paso hace que la pelvis tenga un movimiento similar al que se realiza cuando estamos caminando.
  • El cambio de rol que ocurre en este entorno es beneficioso, el usuario cambia su rol de “ser cuidado” a “ser el cuidador” del caballo, lo que aumenta la autoestima y la confianza en sí mismo, además de fomentar la motivación por la terapia.
  • La autoestima se refuerza a medida que el usuario va aprendiendo a llevar a cabo las actividades relacionadas con el cuidado y manejo del caballo. Además el animal no juzga, por lo que las personas pueden ser ellas mismas con el caballo.   

Por su naturalidad, las terapias con caballos influyen en la persona, en todo su cuerpo tanto física como psicológicamente. Cuando los usuarios se ven privados de participar y compartir experiencias, juegos y actividades con otras personas al aire libre, la práctica de esta terapia puede ser beneficiosa y llegar a adquirir un significado especial para ellos. Es por ello que se debe desarrollar en entornos naturales y preferiblemente al aire libre, lo que disminuye la percepción de participar en una terapia, propiciando a su vez la práctica de actividades de integración social, como ocio o trabajo, donde el punto de interés para los participantes sea el caballo.

Sobre nosotros:

Enlaces de interés de terapias con perros y caballos

Hitos Perro de terapia- Terapia a domicilio, terapia con perros, intervenciones con perros Hitos Perro de terapia- Terapia a domicilio, terapia con perros, intervenciones con perros                Hitos terapias ecuestres, terapias con caballos, intervenciones con caballos, equinoterapia, hipoterapia